Niveles

Nivel Inicial

La aventura de aprender jugando

Si hablamos de métodos efectivos de aprendizaje, sin duda alguna, uno de ellos es el juego. Esto es debido a que si añadimos al juego un componente educativo obtenemos una herramienta única e irreemplazable de enseñanza- aprendizaje para cualquier persona. ¿A quién no le gusta jugar? Para los niños jugar es una necesidad y los adultos no son tan diferentes en este sentido. Todo aprendizaje que adquirimos jugando queda fijado en la memoria de manera significativa.

Primaria

El estudiante como individuo único

El enfoque educativo centrado en el alumno considera la individualidad de los estudiantes en el proceso de aprendizaje. Toma en cuenta a cada alumno con sus rasgos heredados, sus perspectivas, experiencia previa, talentos, intereses, capacidades y necesidades. Esta perspectiva asume que los maestros deben comprender la realidad del alumno, apoyar sus necesidades básicas de aprendizaje así como las capacidades existentes. Se requiere entonces conocer a cada alumno y comprender el proceso de aprendizaje.

El estudiante como individuo único. De otra parte, la educación individual ofrece la posibilidad de atención constante a las dificultades y posibilidades especiales de los estudiantes en el proceso de aprendizaje. A partir de esta concepción, la denominada educación personalizada, aprovecha las posibilidades que ofrece cada una de dichas modalidades educativas y se orienta a fortalecer interiormente a la persona para hacerla más capaz socialmente. En este sentido se habla actualmente de educación personalizada, que es la metodología en que se basa nuestra institución educativa, sin desatender los aspectos socializadores.

Secundaria

Cuando el aprendizaje y la amistad se combinan

Cuando el aprendizaje y la amistad se combinan: El aprendizaje está directamente relacionado a las interacciones que se desarrollan con las demás personas: profesores, familiares y amigos. Los cambios de las interacciones pueden posibilitar aceleraciones de los aprendizajes y de las motivaciones necesarias para la obtención de los mismos. Por todo ello, podemos decir que la escuela es “la institución social por excelencia”.

Una de las estrategias más relevantes de la escuela inclusiva, como pretendemos en nuestra institución educativa, es la metodología cooperativa, que sustenta el aprendizaje en la interacción social entre iguales y en el establecimiento de un clima adecuado que facilite múltiples aprendizajes. El aprendizaje cooperativo es, en la actualidad, una de las herramientas más poderosas que tenemos para atender a la diversidad dentro de las aulas.